domingo, 26 de marzo de 2017

Brenda Terán de Terceros

Brenda Terán comenzó a cocinar cuando comenzó a estudiar para ello en Infocal, tiene apenas 23 años, pero su comida es deliciosa, los sabores que se crean con sus manos son reconfortantes y elevan los sentidos.

Hace algunas semanas Brenda, junto a su esposo y otros socios, abrieron el bar y restaurante español, El rinconcito de Pepe, ubicado en la zona norte de Cochabamba, se puede ver más información del lugar en su página de Facebook.

El rinconcito de Pepe tiene todas las virtudes de los bares típicos españoles, con un muy buen ambiente, cervezas artesanales, buenos vinos y un menú mediterráneo de primera, con ingredientes bien seleccionados.

“Puedo cocinar en cualquier lado y siempre voy aprendiendo, puedo cocinar desde lo más simple hasta lo más complejo”, asegura Brenda, quien comenta que creció con la comida criolla dentro de su hogar.

“Comencé a trabajar hace casi dos años en otro restaurante español, donde aprendí mucho, técnicas y tipos de comida”, dice.

Un buen menú

El menú del Rinconcito de Pepe fue diseñado por Brenda y por supuesto, por “Pepe” Rstoy otro de los co propietarios, quién además de darle el nombre al local, es uno de los que atiende a los clientes.

En su menú se encuentra desde costillas hasta paella, con interpretaciones de platos sabrosos españoles, además atienen en el almuerzo y a la hora de la cena.

En esta edición, Brenda comparte una receta deliciosa con los lectores de Paladar, un solomillo con un sabor muy especial.


Triunfo de la cocina boliviana

No se debe separar los conceptos de alta gastronomía y cocina popular, porque esta última es el origen primigenio de la gastronomía gourmet. Existe un sinnúmero de personas persistiendo en la creencia que la alta gastronomía y la cocina popular no tienen relación y hasta manifiestan que son dos mundos separados por una inalcanzable distancia de elitismo, infraestructura, precio, ingredientes y la infaltable moda, según algunos autodesignados reputados críticos.

Es una verdad incontrastable que no puede existir alta gastronomía sin una sólida base de cocina popular; la que se elabora en las casas, en las calles, en los kioscos de comidas y en las fondas recónditas y enjundiosas en su creatividad e iniciativa culinaria que es la constante que sigue todo el mundo. Es absurda una posición contraria, pues las comidas populares son como las leyes que nacieron de las costumbres de los pueblos, hasta consolidarse en leyes promulgadas y que son parte del cuerpo jurídico de los pueblos.

En Bolivia la cocina casera es excepcional, precisamente por su cuidada elaboración, en la cual ingresa el conocimiento, la inventiva y el amor y, todavía muchos bolivianos no se han percatado que el mapa gastronómico de Bolivia es, sin atisbo de chauvinismo como lo hacen muchos países para promocionar su cocina, uno de los más extensos y variados, precisamente porque Bolivia es la síntesis del mundo, tiene nieve, alturas, microclimas únicos como Los Yungas, cuyo desayuno yungueño ya toma carta de representatividad en todo el departamento, valles, semivalles, depresiones que son un verdadero tesoro climático, climas semi y tropicales; desde esos paradisíacos lugares donde habitan gentes maravillosas que han recibido por tradición secretos culinarios que los han implementado y mejorado por la infaltable inventiva que se debe poseer cuando se aspira a cocinar manjares típicos de la región.

Existen platos típicos tan prolijamente elaborados que ostentan una cocción de tres o más horas para obtener de los ingredientes el máximo rendimiento en textura y calidad degustativa: por ejemplo un locro de las regiones orientales de Santa Cruz, Beni y Pando o un majadito en diferentes versiones, similar caso de la repostería de esos precitados y bellos lugares, que es única, exquisita en su elaboración y sapiencia en la dosis y manejo de los ingredientes locales. Los pescados del oriente boliviano son muy cotizados por el entorno sano en el cual se desarrollan, aunque hubieron atisbos de contaminación, empero, el rubro de los pescados es en el oriente múltiple en su variedad y se acomodan armónicamente a las recetas endémicas de esos lugares y que han sido adaptadas en las cocinas de todas las ciudades de Bolivia.

No muchos conocen la detallada y elaborada preparación de un chairo paceño, de un fricasé, una sajta de pollo o de una sopa de maní del occidente del país, no solo por los tiempos de cocción sino por el aditamento preciso de los ingredientes para obtener la textura deseada. Igualmente el bocadillo de la salteña es complicado en su elaboración para producir el jugos exquisito y concentrado de los ingredientes cuando se la degusta. Las truchas del lago Titicaca tienen fama continental, sino universal, porque la trucha salmonada del altiplano boliviano compite con los sabores más exigentes que ofrece el salmón; el factor diferenciador es la textura y la base de la alimentación de la trucha que obtiene una calidad superior y no necesita aditamentos para degustarla.

La cocina de los medio valles y valles tiene una característica fundamental que es el marinaje de las diferentes carnes utilizando las bebidas regionales que le asignan un sabor inimitable, situando a esas cocciones a un nivel internacional porque para marinar se debe conocer el resultado que se espera en el sabor y textura, y esa condición la dominan sobreabundantemente bien las cocineras y cocineros del valle. Cochabamba es un departamento gastronómico incomparable que continuamente lanza a los clientes nuevas innovaciones de su cocina regional, simplemente compruébese la delicia que es un sillpancho cochabambino o un pique a lo macho. Similar situación es la de Sucre, que no ha variado la forma artesanal y secreta de los ingredientes de sus chorizos que estructuran un manjar único y son ecológicos, pues contienen mínimamente materia grasa, siendo prioritariamente su contenido, además de carne seleccionada, hortalizas y especias. En el inefable departamento de Oruro la preparación del cordero es genuinamente original, desde a la brasa en cruz hasta el tratamiento de las cabezas para su ingreso al horno, preferentemente artesanal. Degustar una cabeza de cordero proporciona al comensal sabores más depurados e intensos.

Es de una capacidad imaginativa excepcional la elaboración de la famosa sopa llamada khalapurka, en el departamento de Potosí, que independiente de su apetitoso sabor contiene una piedra volcánica en el centro del plato para mantener la temperatura y retener los sabores. El mercado tradicional de Tarija donde se expenden las comidas, quizás, las mejor elaboradas, constituye una visita gastronómica obligada. Reiterando lo tocante a Beni y Pando que ofrecen manjares genuinos, solo les resta promoción.

Es evidente que existe una carencia de promoción programada del mapa gastronómico de Bolivia, para ello deben corregirse algunos detalles como la presentación que debe circunscribirse a los niveles de exigencia internacionales, y seleccionar los canales televisivos interamericanos y también europeos para su difusión, consensuando que la empresa que elabore el spot televisivo, también para los cines, debe ser la mejor. Esta será la más rentable inversión que haga el ministerio pertinente en beneficio de Bolivia y una ofrenda a los miles de artesanas y artesanos de la cocina boliviana que son inéditos y sabios en la concepción de los alimentos.

Finalmente, se infiere, que se han nombrado solo algunos platos de la inmensa variedad que dispone Bolivia en su envidiable mapa gastronómico, muchísimo más extenso que la mayoría de los países limítrofes.


MUESTRA GASTRONÓMICA DE LA AMAZONIA COLOMBIANA

Hormigas reina y hormigas limón del amazonas, con sabor natural a citronela o hierba limón, fueron degustadas por decenas de invitados que se dieron cita en la residencia colombiana atendiendo la invitación de la embajadora Edith Andrade Paéz a una velada culinaria, preparada como parte del Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, que busca promocionar la apetitosa y exótica gastronomía de la región amazónica.

Para la ocasión, llegaron al país los chefs Antonuela Ariza y Eduardo Martínez, creadores del restaurante “Minimal” en la ciudad de Bogotá y profesionales de la Universidad Nacional de Colombia.

La embajadora Andrade destacó la presencia de los expertos gastrónomos, quienes participaron en talleres de cocina, charlas e intercambios culinarios con los estudiantes de las Escuelas Manqu’a en la ciudad de El Alto y con los estudiantes de Administración Hotelera y Turismo de la Universidad Franz Tamayo.

"Queremos resaltar una de las regiones con mayor riqueza biológica y cultural de nuestro país como lo es la Amazonía. La extensión de la Amazonía colombiana corresponde al 42% del territorio nacional y, aun así, es el área menos habitada del país", dijo la Jefa de la misión colombiana a tiempo de presentar el menú que, aparte de las hormigas, incluyó una variedad de peces de río, frutas exóticas como arazá, copoazú, camucamu, chontaduro y marañón; además de productos tradicionales como la yuca brava, ají negro, ají de piña y el casabe.

La anfitriona dijo que la Amazonía es un tesoro compartido, por ello se programó la gira de los chefs por Bolivia, Ecuador, Brasil y Perú, como parte de los nueve países de Suramérica con mayor biodiversidad en el mundo.Aunque muchos se resistieron a probar las hormigas, los demás consideraron una delicia, por la combinación de sabores con los que fueron presentadas.

sábado, 25 de marzo de 2017

TORTILLA DE PATATA



Tú también puedes elaborar este clásico de la gastronomía española y castiza, con las facilidades y el tacto de un autor -y tutor- que explica paso a paso cómo elaborarla de la mejor manera posible.

Ingredientes

• 2 patatas medianas

• 4 huevos

• 1/2 cebolla

• 130 g de AOVE (Aceite de Oliva Extra Virgen)

• Sal

Preparación

Pelar y cortar las patatas en láminas finas. Cortar la cebolla en juliana fina. Dejar que se pochen (sofreír/hacer sudar) en el aceite a fuego suave durante 15 minutos. Escurrir el aceite (dejando un poco en la base de la sartén para más tarde). Verter las patatas en un bol y añadir por encima los huevos batidos y un poco de sal, removiendo para que se mezcle todo.

Verter la mezcla en la sartén caliente con el aceite que hemos dejado antes y dorarla sin remover para que quede una costra dorada.

Darle la vuelta con ayuda de un plato llano. Dorar por el otro lado y colocarla en un plato. El punto de cocción de la tortilla dependerá de que nos guste más o menos jugoso su interior. Si se deja poco tiempo a fuego medio, se dorará el exterior y el interior quedará más jugoso (en este caso deberá comerse caliente). Por el contrario, si se deja más tiempo a fuego suave, se dorará el exterior también, pero el interior quedará más sólido al cuajarse el huevo por efecto del calor (en este caso, se puede comer fría o caliente).

Tiempo: 1 hora

viernes, 24 de marzo de 2017

Humintas tarijeñas

INGREDIENTES

•¼ taza de ají colorado molido o al gusto •1 taza de agua

hirviendo •1 taza de manteca de cerdo •1 cucharada de sal o al gusto •2 cucharadas de azúcar •4 tazas de choclo molido (tierno) •400 g de queso criollo •1 cucharilla de anís en grano

•1 cucharilla de canela molida • Chala suficiente para hacer 8 humintas

PREPARACIÓN

 Poner en una olla, a fuego fuerte, el ají molido con la taza de agua.

Dejar cocer hasta que se evapore el agua. Añadir la taza de manteca y dejar cocer unos 5 minutos.Apagar el fuego.

Echar el choclo molido y mezclar rápidamente.

Añadir, sin dejar de mover, el azúcar y la sal. Finalmente, agregar el queso, el anís

y la canela.

Poner todas las chalas que se van a utilizar en una olla con bastante agua

hirviendo, incluyendo las tiras para atar la misma chala.

 Darles un hervor, sacarlas de la olla y escurrirlas.

Tomar dos chalas (de las partes anchas), juntar una sobre otra.

Colocar dos cucharadas de la masa con una tajada de queso al medio, cerrarlas doblando primero la parte de arriba, después la de abajo y por último los lados.

Doblar nuevamente en dos y atar

con una tirita.

 Repetir el procedimiento con el resto de las humintas.

En una olla poner dos filas de marlos del choclo, tapar con unas cuantas chalas y agregar el agua hirviendo (solo para cubrir la primera fila de marlos).

Tapar con unas cuantas chalas y dejar cocinar a fuego suave por 45 minutos aproximadamente.

Servir muy calientes

jueves, 23 de marzo de 2017

Kallu

INGREDIENTES

•3 cebollas peladas (picadas en cortes largos)

•6 tomates picados en tiras •2 locotos picados en tiras

•Sal a gusto •4 cucharas de aceite

PREPARACIÓN

Poner en una fuente el tomate, la cebolla, el locoto.

Sazonar solo el momento de servir con sal y aceite, mezclar. Servir como guarnición.



Tarija será sede de un encuentro de asadores



Debido al Bicentenario de la Batalla de La Tablada, el 15 de abril, Tarija será sede de un encuentro gastronómico en el que participarán los mejores asadores de Sudamérica. Se prevé realizar lechones a la cruz y carnes a la estaca. Participarán 13 representantes de Tarija y 13 expositores internacionales.

El presidente de la Asociación de Asadores Gastronómicos Tarija, Ricardo Díaz, informó que desarrollan los preparativos necesarios para realizar el primer Festival Sudamericano de Lechones a la Cruz y Carnes a la Estaca.
“En este evento tan importante se podrá observar la capacidad gastronómica de Tarija, prepararemos un buey entero a la cruz y veremos cómo está el nivel sudamericano. Invitamos a todo el pueblo de Tarija para que participen en familia y degusten los sabores de la Argentina, Paraguay, Brasil y por supuesto Bolivia”, enfatizó Díaz y expresó que la cita será el 15 de abril en el Parque Temático a partir de las 09.00 de la mañana.

Municipio
Al respecto, la responsable de la Secretaría de Turismo y Cultura del Gobierno Municipal, Rita Miranda, manifestó que esta actividad se suma al programa del Bicentenario.
Dijo que los asadores tarijeños también se preparan para innovar en lo que se refiere a la presentación de los platos. Agregó que en julio se desarrollará el encuentro gastronómico denominado “Tarija capital de la sonrisa al mundo”.
Éste contará con más de 200 chefs que harán su presentación. Asimismo en octubre se tiene previsto realizar el Tambo 2017, evento que tiene la participación de los mejores exponentes de la gastronomía tarijeña y nacional. Su finalidad es revalorizar un sentido de orgullo e identidad nacional y regional, a partir de las cocinas y productos propios.
“Sin duda la gastronomía es uno de los pilares fundamentales de la oferta turística que el Municipio está impulsando. Hoy (por ayer) nos vamos a la Feria Internacional del Turismo (FIT), una de las ferias más importantes del país donde vamos a mostrar lo mejor de nuestro destino. Vamos con una delegación de productores, de empresarios a promocionar y comercializar los diferentes productos que son un referente en cuanto lo que es Tarija”, indicó.
Detalló que presentarán los jamones, quesos, vinos, singanis, miel y otros productos agroalimentarios que forman parte de la oferta gastronómica de Tarija.
De esta manera, el Municipio considera que es fundamental darle mayor énfasis a la gastronomía, pues es un pilar fundamental para el turismo, que finalmente coadyuvará a la economía del departamento.