martes, 3 de abril de 2012

Aprenda a preparar ricos buñuelos

Un postre para los paladares más golosos, así es el buñuelo una exquisitez que forma parte de la gastronomía tradicional boliviana, sobre todo en el occidente que es donde con mayor frecuencia se consume y más aún en la temporada de fin de año.

Esta receta se ha extendido a gran parte del mundo, pero la historia cuenta que estos sabrosos pastelillos pueden haber surgido de mano de los moros que habitaban el sur de España. Su ocupación era la de vendedores ambulantes de buñuelos hace ya muchos siglos atrás. Allí se consumían cubiertos de miel.

Rica merienda. El buñuelo es una masa realizada en base a harina, que se fríe, y que pueden ser dulce o salado, dice el chef Daniel Roca que hoy le enseña los pasos para prepararlo con miel de caña. "En tan solo unos pasos y con ingredientes que tienes en tu cocina podrás tenerlos para acompañar la merienda de la tarde o para el desayuno", agrega al momento de recomendar que se consuma con un delicioso api, aunque según el gusto de cada persona, el acompañamiento puede variar.

Dulces secretos. "Lo más importante es la masa y que el aceite esté en su punto", asegura Roca en referencia a los secretos que oculta la cocción indicada para los buñuelos.

El chef también sugiere que cuando la masa se haya levantado el doble y se quiera formar los buñuelos, "Empezar siempre por el borde de la fuente, no del centro ni de varias partes a la vez, en forma ordenada, para cada buñuelo se debe medir más o menos una cucharilla", enfatiza.

Tipos de preparación. Hay un tipo de buñuelos, en forma de bola y especialmente ligeros, que se llaman buñuelos de viento, por su ligereza y porque suelen tener grandes burbujas de aire en su interior, según explica el chef "Es habitual aprovechar el hueco interior para rellenarlos de crema u otros ingredientes que pueden ser salados, aunque en Bolivia no se acostumbra a ellos, en otros países sí se lo hace", sostiene.

Si bien el buñuelo por el mismo clima del occidente boliviano se consume con mayor frecuencia, no significa que en Santa Cruz no se pueda disfrutar de este dulce postre, todo es cuestión de ponerse manos a la obra para saborearlo y mejor si es caliente.

Receta
Ingredientes
Buñuelos

• 6 tazas de agua tibia
•2 cucharadas de azúcar
•2 cucharadas de levadura seca o 4 cucharadas de levadura fresca
•1 cucharadita de sal
•4 huevos enteros
•4 tazas de harina
• 3 tazas de aceite (para freír)
• 1 taza de miel de caña o azúcar molida para espolvorear encima.

Preparación
En una fuente honda, poner cuatro tazas de agua tibia con el azúcar, mezclar hasta que se disuelva y añadir la levadura seca, dejar remojar por unos cinco minutos y añadir el resto del agua, sal y los huevos. Batir hasta que esté espumoso y agregar poco a poco la harina, siempre batiendo con la mano hasta tener una mezcla más aguanosa que seca. Dejar reposar hasta que haya levantado el doble, la masa está a punto cuando está por hundirse en el centro, este es el momento de freír, para cada buñuelo más o menos una cucharilla. Tomar un pedazo de masita con la punta de los dedos ya mojados en un poco de agua tibia con sal, estirar con mucho cuidado hasta darle la forma de un panecito muy delgado con un agujero en el centro; colocar sobre la manteca o aceite hirviendo y dejar dorar dando vueltas con un palito metido en el centro; esto para que esponje más, dar vuelta. Escurrir sobre papel sabana y rociar con miel o espolvorear con azúcar molida.

2 comentarios:

Ximena Flores dijo...

Un desastre su receta, absolutamente desproporcional. Demasiada agua para la cantidad de harina. Tuve que añadirle tanta harina que perdí la cuenta de cuánta. Obvio que la masa es mas liquida que solida, pero no es pues a este extremo. Espero por lo menos me salga rica después de freír.
Por favor tengan piedad de nosotras las principiantes.
Ojala que el mentato chef sufra de pesadillas por un mes, mal muy mal.. 😒

Eliana Crespo dijo...

A mi tambien me salio demasiado aguchento muy mal proporcionada