lunes, 12 de agosto de 2013

Cómo degustar un platillo japonés

El arte de comer, en Japón, tiene casi el sentido de un ritual teatral, y debe tener un comienzo, un desarrollo y un final. Eso suena bastante simple –entrada, plato principal y postre- pero la entrada generalmente consta de tres elementos: un aperitivo como un bocado de pescado o de camarones/gambas delicadamente cortados, y una o dos nueces ginkgo o castañas.

Luego un pequeño bowl con sopa liviana , y por último sashimi, un manjar de frutos de mar crudos o Suzuki Sashimi con pescado crudo, muy fresco, cortado en finísimas lonchas. El plato principal está conformado por una secuencia de platos gratinados, al vapor, salteados y fritos, y uno cocido o aderezado en vinagre. En las comidas familiares cotidianas se acostumbra reemplazar todo por un único plato, bastante parecido a un guiso en la cocina boliviana. Para beber durante la comida se aconseja cerveza o sake, ambos tradicionales de Japón. (También puede utilizar algún vino rosado).

El sake es la bebida alcohólica nacional del Japón –vino de arroz-, también se emplea para cocinar; se acostumbra agregarlo a las marinadas de carne. Aunque, la cerveza es la bebida más popular.