jueves, 15 de agosto de 2013

La fruta de agua es una mezcla de frescura y nutrición

Más allá de su lindo color y su refrescante sabor, la sandía tiene múltiples beneficios para la salud. Aunque tenga un gusto dulce, esta fruta es poco calórica con 30 calorías por 100 gramos. Recomendada para aquellas personas que presentan diabetes, debido a que tiene poca cantidad de hidratos de carbono y azúcar. Está constituida principalmente de agua, lo que le permite ser una fuente interesante en potasio y oligoelementos. Además de ser deliciosa, es rica en antioxidantes, los cuales ayudan en la lucha contra el envejecimiento de las células. La sandía contiene más licopeno que otras frutas o legumbres, el cual reduce el riesgo de aparición de diferentes tipos de cáncer. Es una fuente de vitamina C, buena para el sistema inmunitario, la cual previene los daños celulares, cura las heridas y favorece la dentadura. Es también diurética, ya que aumenta la secreción de orina, facilitando la eliminación de impurezas. Favorable para personas con problemas de próstata, riñones y vías urinarias. Por su contenido en fibra, este alimento posee una acción laxante, es decir mejora y acelera el tránsito intestinal. Su pulpa atractivamente roja invita a darle un mordisco para refrescarte en esos días de intenso calor.

EMBARAZO Y POSTPARTO IDEAL PARA TU BIENESTAR

PROTEGE Y NUTRE

La sandía considerada rica en vitaminas, minerales y agua. Permite durante el embarazo y postparto alejarse de enfermedades respiratorias como gripe o catarro, debido a su alto contenido en vitamina C. Las propiedades de la sandía y su amplio espectro de antioxidantes se transmiten al bebé a través de la leche materna.

¿Cómo?

Elígela por sus cualidades

COMPRUEBA SU CALIDAD

Debes fijarte en el color de la cáscara, la cual no tiene que presentar manchas blancas o verdosas que indican que se recogió sin estar madura y resultará insípida. La superficie debe estar sin cicatrizes, quemaduras de sol u otros defectos