martes, 27 de agosto de 2013

Risotto... con toque azteca

Sobre gustos y colores nada han escrito los autores, dicho famoso que lo aplican muy bien los especialistas en cocina fusión como Silvana Castillo, de Tali Restaurante, que ahora nos presenta su platillo estrella. ¿Quieres probarlo?, pues entonces, manos a las cacerolas.

¿Qué es la cocina fusión?. Concepto fácil y sencillo de explicar, es aquella cocina que combina sabores jamás pensados que podían ser consumidos juntos. "En la cocina fusión mezclamos los sabores de una receta tradicional con otro de similares características, para obtener un producto sublime", explicó la chef, a tiempo de indicar que el Rissoto es un platillo italiano, mientras que lo de azteca, es porque contiene ingredientes de origen mexicano.

El tiempo es importante. Una vez añadida la cebolla y el arroz, se debe remover en la cacerola por el lapso de unos 20 a 30 minutos, hasta que forme una masa cremosa. ¿Cómo?, con el caldo de carne o pollo, según absorba la preparación.
paciencia. Para lograr que el contenido se haga cremoso, solo se necesita remover constante y delicadamente, para no deshacer los ingredientes y en su lugar hacerlos cada vez más consistentes.

Tomar en cuenta. La temperatura de cocción del risotto azteca no debe exceder de los 110 grados centígrados, "es decir, este platillo se debe preparar a fuego lento, para que todo quede en su lugar", recomendó la cocinera.

Para servir. Se debe conocer que a pesar de ser un platillo liviano, no hay que colocar demasiado en el plato. "Se debe comer calidad, en cantidades justas y necesarias, no exageradas".

Para acompañar. Dado que se trata de un plato combinado, se puede acompañar con una copa de vino blanco o rosado. "Eso depende del gusto de cada persona, total nada han escrito los autores", dijo Silvana.

Chef
Silvana Castillo
Chef principal de
Tali Restaurante, en la Av. Landívar No. 460

Receta
• 300 gramos de arroz
• 700 ml de caldo (carne o pollo)
• 4 cucharadas de mantequilla
• 1 cebolla
• 150 gramos de porotos negros cocidos
• 2 cucharadas de salsa de tomate
• 70 ml de crema de leche
• Ajo a gusto
• Pimienta a gusto
• Comino a gusto
• Cilantro a gusto
• Sal a gusto

Preparación
Primero pelamos y picamos muy fino la cebolla y luego echamos dos cucharadas de mantequilla en una cacerola, en que pondremos la cebolla y la mezclaremos hasta que quede brillante. Añadimos el arroz y lo removemos con la cebolla hasta que quede claro, todo a fuego suave. Si hay peligro que se tueste, añadimos un poco de caldo caliente, sin dejar de remover. Sin tapar la cacerola seguimos removiendo, observando el arroz y añadiendo poco a poco caldo caliente a medida que el arroz absorba el líquido y se forme una crema suave, en ese punto añadiremos lo que nos queda de caldo junto con los condimentos y el poroto cocido.