martes, 30 de septiembre de 2014

Ofrecen 5 platos innovadores con productos bolivianos



Sopa de alpaca, ceviche de tarwi, flan de chuño, mousse de copoazú y jugo de camu camu son las cinco preparaciones innovadoras que fueron degustadas ayer en un apthapi andino-amazónico, organizado por el Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano (MIGA).

“¡Qué rico! ¡qué rico sabor! Me gustaría que hagan por lo menos tres veces al año este tipo de eventos porque estoy comiendo preparaciones que no sabía que existían en el país”, exclamó Teresa Laura, de 15 años, quien degustaba una sopa de alpaca.

Al igual que Laura, otros comensales expresaron su satisfacción y denominaron al evento “la fiesta de sabores”. Los entrevistados coincidieron en que estas ferias gastronómicas deben repetirse para que la gente conozca que en el país existe una diversidad de alimentos con los que se puede preparar “delicias gastronómicas”.

Humberto Chavarría, un chef con 50 años de experiencia, presentó la sopa de carne de alpaca con quinua de Pacajes (La Paz) y algunas especias, uno de los platos más destacados por los asistentes al apthapi. El flan de chuño, preparado con leche, huevos y chocolate, fue otra de sus preparaciones más solicitadas.

Degustación. El ceviche del grano de tarwi, acompañado con quirquiña y brotes de cañahua, fue otra alternativa presentada por la chef y presidenta de MIGA, Anahí Reyes. El copoazú es un fruto de la Amazonía y en esta feria gastronómica su pulpa fue presentada en un mousse con chocolate por el chef Ariel Ortiz.

El camu camu también es una fruta de la selva amazónica y su néctar sirvió a un grupo de expertos para crear jugos, que fueron del agrado de los asistentes al evento. Con el apoyo de la Agencia de Cooperación Holandesa ICCO, MIGA presentó la Paleta de sabores bolivianos, divididos por colores, en medio de música y la presencia de autoridades nacionales y locales. Reyes informó que se sobrepasó las expectativas de asistencia con más de 1.000 personas.

“El apthapi fue exitoso. La degustación que hemos hecho era para 1.000 personas, pero había muchas más y probaron de todo”, indicó Reyes.

Paleta de sabores es un libro con 50 propuestas de la gastronomía boliviana divididas en frutas, tubérculos, hierbas y hojas; condimentos y especias; pescados, carnes y transformados. Estos alimentos son representativos de los tres pisos ecológicos de Bolivia. El texto está en castellano e inglés, contiene fotos, recetas e instrucciones con un panorama completo de cada alimento. Este texto no está a la venta, pero las personas que quieran adquirirlo pueden ingresar a la página web www.miga.org.bo

Este emprendimiento será presentado en el festival de la Terra Madre en Italia, a fines de octubre, por una comitiva compuesta por Reyes, el productor de quinua de Oruro Basilio Oyardo y la investigadora de Slow Food (restaurante de comida lenta), María Julia Jiménez. Este grupo repartirá el libro a chefs reconocidos.

El director ejecutivo de MIGA, Arturo Miranda, informó que en febrero de 2015 se realizará la primera “Feria a la Inversa”, que reunirá aproximadamente a 700 organizaciones de productores y al sector gastronómico para adquirir distintos alimentos.

El Festival de terra madre

Encuentro

Este festival reúne a más de 5.000 productores, 1.000 gastrónomos y 200 a 300 investigadores en las áreas de gastronomía y producción. Este evento tiene como objetivo intercambiar experiencias entre los expertos.